El medio físico y humano en el que se lleva a cabo la jornada laboral es lo que se conoce como ambiente laboral que se encuentra íntimamente relacionada con la productividad, creatividad, competitividad y el alcance de las metas propuestas por la empresa, pues un buen ambiente laboral servirá para potenciar el funcionamiento efectivo de la misma.
Diversos estudios se han llevado a cabo para lograr el desarrollo y mantenimiento de un buen ambiente laboral, el interés viene dado por la necesidad de tener dentro de las organizaciones, empleados motivados que se sientan identificados con los objetivos de la empresa y sientan satisfechas sus necesidades y expectativas. 
Factores que sirven al desarrollo de un buen ambiente laboral
Diversos factores se asocian a la idea de buscar establecer un ambiente laboral favorable a la productividad, como la aplicación de incentivos universales que logran satisfacer necesidades individuales, por lo que será necesario identificar cuáles son esas necesidades y entender las particularidades de cada caso.

¿Qué debemos observar?

  1. El ambiente físico de trabajo. Las condiciones físicas del lugar de trabajo son fundamentales a la satisfacción de los empleados, una oficina limpia, espaciosa, bien iluminada, ordenada y armoniosa, promoverá no sólo el bienestar sino la productividad de los trabajadores.
  2. Equilibrio entre vida y trabajo. Diversos estudios demuestran que un empleado está más motivado cuando percibe un equilibrio armónico entre su vida familiar y su vida laboral, lo que se logra con políticas que promuevan que el empleado pase más tiempo con su familia (horarios flexibles, guarderías, permisos especiales).
  3. Objetivos individuales y colectivos. Se debe lograr alinear los objetivos particulares de los empleados con los objetivos de la empresa, crear una vinculación y un sentido de pertenencia.
  4. Oportunidades de crecimiento. Ofrecerle a nuestros trabajadores oportunidades de crecimiento dentro de las empresas favorece el clima laboral, aplicando un sistema de incentivos y ascensos, el trabajador se sentirá valorado y será más propenso a esmerarse en sus tareas diarias.
  5. Liderazgo efectivo. Es importantísima la vinculación que tienen los líderes de una empresa u organización con la creación de un buen clima laboral. La capacidad que tienen éstos para comunicar los objetivos de la empresa y fomentar el éxito, a través de la relación con sus empleados será fundamental.
  6. Relaciones laborales. Promover las relaciones entre los empleados basadas en el respeto, el profesionalismo y la colaboración, favorecerá a un buen ambiente laboral.
  7. Sistemas de recompensas. Es muy importante que los empleados sientan que aportan algo positivo a la empresa y se les reconoce su esfuerzo. Por esta razón es importante establecer un método de reconocimiento a quien mejor trabaja, bien sea con un bono, días libres, mayor remuneración, etc.
Existen muchos factores asociados con el logro de un ambiente laboral positivo, dirigido al éxito, productividad, competitividad y altos niveles de creatividad de nuestras organizaciones, sin embargo para que estas estrategias sean duraderas debemos implantar una gestión de escucha a los trabajadores y un plan de incentivos constante en la empresa.
Sodexo, con más de 22 años de experiencia en el mercado venezolano, ofrece soluciones de motivación de fácil implementación, que proporcionan calidad de vida a los trabajadores, conoce sus productos. ¡Conócelo aquí!
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 30 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)