Según la mayoría de los profesionales de la salud y nutricionistas, de las tres comidas principales del día, el desayuno se considera la más importante, visto que proporciona nutrientes y vitaminas que nos servirán para todo el día, además de que es la primera comida que hacemos luego de un largo número de horas que pasamos en ayunas.

La Energía del Día

Depende del tipo de alimentos que se consuman en el desayuno, el nivel de rendimiento, atención y energía que tendremos a lo largo del día, además de los niveles de azúcar en sangre y la velocidad de nuestro metabolismo, todos son aspectos que de alguna manera se regulan con la ingesta de un desayuno saludable.
Es por ello que los especialistas recomiendan nunca saltarse el desayuno, sino por el contrario consumir una porción de frutas, una porción de proteínas, de lácteos, de cereales, entre otros alimentos, que garanticen que nuestro metabolismo despierte y se mantenga activo todo el día.
Desayunar correctamente también nos ayuda a controlar el hambre y la ansiedad que podamos sentir en el resto del día, por lo cual es también una herramienta para combatir la obesidad, ya que nos ayuda a controlarnos.

Tips para un Desayuno Saludable

  1. Debe aportarnos entre 20% y 25% de la energía que necesitamos en un día.
  2. Debe contener una porción de cada grupo alimenticio, a saber: una de proteína, carbohidratos, grasas buenas, frutas, fibra.
  3. Evita las frituras, el azúcar, la cafeína o los alimentos demasiado ácidos como el tomate, será mucho mejor para tu estómago que a esa hora ya ha pasado mucho tiempo sin recibir alimentos por lo que los primeros alimentos consumidos deberían ser amigables para el estómago.
  4. No combines la fruta con otros alimentos. Si vas a desayunar frutas cómelas solas y no le agregues a ese desayuno un sándwich o un cereal, pues la combinación genera inflamación en el estómago.
  5. Consume carbohidratos de buena calidad. Los carbohidratos complejos son muy importantes especialmente en esta comida, porque nos proporcionan energía, pero elige con inteligencia, evita aquellos que sean refinados, prefiere los cereales integrales.
  6. Consume una porción de proteínas y una de grasas. La proteína es muy importante para mantenerte lleno y las grasas buenas como la que viene en las nueces es buenísima para el cerebro.
  7. Mantente hidratado. Bebe en ayunas un vaso de agua tibia media hora antes de tomar el desayuno y si te gusta agrégale el zumo de medio limón.
  8. Cuida los lácteos. Existe cierta controversia con respecto al consumo de lácteos, mientras que es muy recomendado en  niños, se ha comprobado que en adultos, la leche tiene un efecto negativo para la salud, por lo que conviene evitarla en cualquiera de nuestras comidas.
Lo más importante es que acostumbres a desayunar, ya con eso estás haciendo bastante, pero en segundo lugar conviene que sepas elegir tus alimentos con sentido común, siempre hacia lo natural y más saludable.
Sodexo, Servicios de Calidad de Vida, a través de su producto Alimentación Pass te recuerda la importancia de una alimentación balanceada.¡Conócelo aquí! 
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 5 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)