Todos nacemos con la capacidad de ser líderes dentro de nuestro entorno de acción, sin embargo en el desarrollo de la personalidad, la mayoría de los individuos pierden esa cualidad y quedan dispersas dentro de la masa social.
Recuperar la condición de líder, no es algo que se enseña en los colegios o en las universidades y por ello el Coaching surge como una herramienta de gran utilidad que permite el desarrollo integral y el descubrimiento de sí mismos.

¿En qué consiste el Coaching?

El Coaching es una disciplina diseñada para facilitar los procesos de desarrollo personal o profesional del individuo, potenciando sus capacidades de acción en función del alcance de metas y logro de objetivos, a través de la promoción de profundos cambios cognoscitivos, emocionales y de conducta en el individuo.
No se debe confundir al coach con un sicólogo, mientras que la sicología se enfoca en el pasado para resolver problemas presentes, el Coaching pone toda su atención en el presente. Lo que somos, lo que queremos lograr, lo que somos capaces de ser.
De esta manera nos ofrece la oportunidad de analizar quiénes somos realmente en función de una meta específica y posibilita el diseño de un plan de acción, en el que cada paso nos acerca a nuestro objetivo final.


Características que hacen a un líder:

1.Es soñador. Generalmente tienen claro su propósito en la vida y no temen soñar lo imposible.
2.Es creativo. Es una persona capaz de adaptarse a los cambios ofreciendo una visión nueva y diferente de hacer las cosas.
3.Es apasionado. Se entrega a lo que hace, persuade a todos los que le rodean, quienes se ven contagiados con su entusiasmo.
4.Es disciplinado. Trabaja para conseguir sus objetivos planificando y priorizando sus actividades, sin ponerse excusas y enfocado a la meta.
5.Es un buen comunicador. Sabe trasmitir su visión a los demás miembros del equipo y es capaz de inspirarlos.
6.Es parte del equipo. No se separa de su equipo sino que trabaja con ellos como uno más.
7.Ofrece soluciones. El líder no ordena sino que está ahí para ofrecer soluciones rápidas y factibles. Está capacitado para guiar a su equipo hacia esas soluciones.
8.Es proactivo. Siempre está un paso delante de los demás.
Todas las condiciones que debe tener un líder, son naturales a cualquier persona, pero muchas veces los miedos y las inseguridades nos hacen retraídos e inhiben nuestras verdaderas capacidades. 
El uso del Coaching dentro de las empresas para potenciar posibles líderes se ha vuelto algo muy útil y no sólo servirá para favorecer individualidades sino que servirá para desarrollar las capacidades de los equipos de trabajo como un todo, impulsando la cohesión de sus miembros y el logro de sus objetivos comunes.

Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 3 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)